jueves, 5 de diciembre de 2019

La Venus de Renancourt





Una nueva Venus paleolítica ha sido hallada en el yacimiento de Renancourt, en Amiens (Somme, Francia), un lugar conocido y excavado desde hace tiempo. Se trata de uno de los pocos testigos del Paleolítico Superior temprano (35 000 - 15 000) del norte de Francia. 
Si bien fue descubierto en 2011 durante un diagnóstico de Inrap, las excavaciones arqueológicas sistemáticas no comenzaron hasta 2014 y ahora ha saltado la noticia del descubrimiento de una estatuilla en piedra del tipo  "Venus" datada en el periodo Gravetiense, hace 23.000 años.


El emplazamiento de este yacimiento se encuentra en  el territorio de confluencia de los valles de Selle y Somme, una zona cubierta de sedimentos fluviales de tipo loess que han sellado los estratos de la última glaciación, producida entre el  40.000 y 10.000, aproximadamente.
A unos 4 metros de profundidad, con datación radiocarbónica de 23.000  se hallan los niveles de ocupación de un Gravetiense final, haciendo de este lugar  uno de los pocos testimonios de la presencia del hombre moderno ( Homo sapiens ) al comienzo del Paleolítico Superior en el norte de Francia.
Las evidencias arqueológicas son variadas y abundantes y se deduce de ellas el establecimiento de un campamento de caza ocupado en otoño: proyectiles de tipo punta, grandes cuchillos, raspadores, restos de caballos consumidos como alimento y además elementos ornamentales como arandelas. 
Entre todos estos hallazgos, en la campaña de 2019 se ha hallado una nueva escultura excepcional que corona una notable serie de quince estatuillas gravetienses, la primera de las cuales fue descubierta en 2014. 
Tallada en tiza, de 4 centímetros de altura, esta "Venus" es, como las demás, esteatopígica, es decir que muestra hipertrofiados su atributos sexuales: volumen de las nalgas , los muslos y  senos; sin embargo sus brazos solo están esbozados y la zona de la cara es un volumen sin identificación de rasgos aunque lleva un peinado inciso en cuadrícula, similar al de la Dama de Brassempouy y al de la Venus de Willendorf.
En el caso del yacimiento de Renancourt, la cantidad de restos de talla y los miles de pequeños fragmentos de piedra hacen que los investigadores propongan que se trate de un taller productor de este tipo de esculturas.
Las venus paleoliticas, cuyo significado nos es desconocido, se conocen desde los Pirineos a Siberia.

Fuente de la noticia