martes, 29 de noviembre de 2016

Patrimonio y arquitectura tradicional. Apostando por los Conjuntos Históricos de la Sierra de Francia





Espacio Natural de la Sierra de Francia con la Peña de Francia al fondo desde el castillo de San Martín del Castañar

La gama de rojos y verdes es casi infinita en las laderas de la Sierra en otoño. Desde lo alto de la torre del castillo de San Martín del Castañar se descubre un paisaje natural (y cultural) protegido, con méritos basados en historias de hombres, ganados, pinos, robles, castaños y arces.
He regresado, tras casi una década desde que iniciamos los trabajos arqueológicos de excavación que habían de servir de base de las soluciones constructivas de un proyecto de centro de interpretación de la reserva de la Biosfera, para participar en las I Jornadas de Patrimonio de la Sierra de Francia, centradas en la rehabilitación de la arquitectura tradicional.
Mi papel se ha centrado en exponer cúal es el papel de la administración regional en la protección de los Conjuntos Históricos, pero estoy segura de que además es importante aprender de los demás ponentes y a disfrutar de las ilusiones y experiencias de los asistentes. 


Programa de las I Jornadas de Patrimonio en la Sierra de Francia


Me produce un enorme respeto hacerlo. El tema y el aforo lo requieren. No es habitual dirigirse a alcaldes, arquitectos, contratistas, secretarios y empresarios de la zona.
Felicito a los organizadores. La Unidad de Patrimonio de la Diputación de Salamanca, dirigida por Emilio Vidal, y la técnico de Turismo Teresa Ramos, ha realizado esta convocatoria apoyándose en la administración regional competente en materia de Cultura, con el Jefe del Servicio Territorial de Cultura de Salamanca, Adolfo Perrino y  en Francisco Javier García Hidalgo y Alfonso Buenaventura, los alcaldes de Villanueva del Conde y San Martín respectivamente, para poner sobre la mesa las estrategias, técnicas, procesos, criterios y normas que rigen la actividad de gestión de la rehabilitación de los conjuntos históricos.
Tal vez el tema que yo he de exponer, ciertamente importante, no sea el mas bonito, pero es esencial clarificar cuales son los conceptos, procedimientos y el régimen normativo.
Tengo la suerte de compartir espacio con compañeros de la administración regional y local, así como técnicos facultativos que desarrollan su trabajo en proyectos y planeamiento urbanístico y artesanos de oficios tradicionales como carpinteros y caleros.


Detalle de la ménsula del tejaroz de la iglesia parroquial de San Martín del Castañar


Que se trate de una reunión promovida desde el ámbito local no es sino un índice del interés en la formación para una mejor gestión patrimonial que es fundamental en la eficaz y efectiva protección del patrimonio tradicional y de las intervenciones a desarrollar para conseguirlo. Que además se manifieste la voluntad de que sea un foro abierto y que tenga continuidad es un valor añadido.
El encuentro se ha desarrollado en dos días, comenzando el 21 de noviembre en Villanueva del Conde, y finalizando el 28 de noviembre en San Martín del Castañar partiendo de la premisa de que los conjuntos históricos deben protegerse, que las intervenciones urbanas y arquitectónicas deben ser fruto de un profundo análisis y estudio, que los esfuerzos de todos los agentes intervinientes deben confluir y que la aplicación de las mejores prácticas para su conservación hacen de este patrimonio un conjunto de bienes que deben ser estimados, socializados y pueden constituir, si aún no lo hacen, un factor importante de el desarrollo.
El objetivo es, en cualquier caso, la salvaguarda de los valores originales de los conjuntos históricos y la sensibilización de la población (vecinos, contratistas, promotores, profesionales facultativos, corporaciones locales, empresarios, etc) sobre la conservación y recuperación del patrimonio cultural de los Conjuntos Históricos
En un territorio de  diez kilómetros de la salmantina Sierra de Francia hay seis Conjuntos Históricos (Sequeros, San Martín, Mogarraz, Miranda del Castañar, La Alberca y Villanueva del Conde) con valores originales y características esenciales basadas en una arquitectura popular singular en un estado de conservación mas que aceptable.



Entrada al castillo de San Martín del Castañar desde la villa




Inicio de la Jornada del día 28 de noviembre de 2016 en el Centro de Interpretación de la Reserva de la Biosfera en el castillo de San Martín del Castañar


Inicio de la visita guiada por el castillo con el redactor del proyecto,
 el arquitecto Ramón Peláez Beci


Detalle de la integración de los restos arqueológicos de época medieval en la liza del castillo y cimentación del nuevo edificio.


Torre medieval del castillo de San Martín del Castañar convertida en mirador.



Los colores del otoño en el paisaje de la Sierra 


Acceso al centro de interpretación de la reserva de la Biosfera en el interior del castillo


Cementerio de la localidad. Interior del castillo


Los Conjuntos históricos son agrupaciones de bienes inmuebles que forman una unidad de asentamiento, contínua o dispersa, condicionada por una estructura física representativa de la evolución de una comunidad humana, que son testimonio de su cultura o constituyen un valor de uso y disfrute para la colectividad, aunque individualmente no tengan una especial relevancia. Asimismo, es conjunto histórico cualquier núcleo individualizado de inmuebles comprendidos en una unidad superior de población que reúna esas mismas características y pueda ser claramente delimitado.


Espacio cubierto bajo el antiguo palacio episcopal (hoy casa consistorial) donde se ajusticiaba a los reos y que después ha hecho funciones de mercado. San Martín del Castañar



Tribuna de la plaza de toros de San Martín del Castañar y gradas




Detalle de una vivienda de San Martín


Materiales, técnicas y elementos de zócalos y alzados en las viviendas serranas de San Martín



Detalle de una calle y fachadas del Conjunto Histórico de San Martín del Castañar


Callejón del entramado urbano


Detalle de las cabezas de las vigas del forjado de una casa de San Martín del Castañar

La conservación de los Conjuntos históricos supone el mantenimiento de su estructura urbana y arquitectónica, la silueta paisajística y las características generales de su ambiente, protegiendo activamente sus valores frente a usos inapropiados, aditamentos parásitos, transformaciones abusivas y contaminaciones,como ya apuntaba la Recomendación sobre la Salvaguarda de los Conjuntos Históricos y su función en la vida contemporánea de la Unesco, en Nairobi en 1976.
Los valores a conservar son su carácter histórico y la suma de elementos materiales y simbólicos que determinan su imagen entre los que destaca la Carta de Washington (Icomos, 1987)la forma urbana definida por la trama y el parcelario, la relación entre los diversos espacios urbanos, edificios, espacios verdes y libres, la forma de los edificios y su aspecto (interior y exterior), definidos a través de su estructura, volumen, estilo, escala, materiales, color y decoración, las relaciones entre la ciudad y su entorno -natural o antrópico- y las diversas funciones de la ciudad, adquiridas a lo largo de su transcurso histórico.
El trabajo de protección de los Conjuntos Históricos en nuestro ámbito territorial y administrativo pasa por la declaración del Bien de Interés Cultural, el régimen de autorizaciones e informes de la administración pública regional y local,el tratamiento de la gestión en los instrumentos de planeamiento urbanístico, la protección a través de la Evaluación de Impacto Ambiental y las medidas de fomento centradas en una política de cooperación con entidades locales y colaboración con titulares y gestores (incluída en el P. 15 del eje 3 del Plan Pahis 2020), la convocatoria de subvenciones para la restauración de bienes de Conjuntos Históricos y la redacción de Planes Especiales y el asesoramiento técnico.
Todas estas cuestiones van encaminadas a compatibilizar un tratamiento adecuado que garantice la conservación de los valores del conjunto con el desarrollo y la sostenibilidad futura de los mismos.
Las jornadas se han cerrado con el broche de la tramitación siguiendo un programa desmenuzado en ponencias, de las que la primera, que expusieron los arquitectos Juan Carlos Navarro Pérez y Pablo Lombardía Trigo, trató las características comunes de la vivienda serrana que se extienden por localidades como San Martín, Mogarraz o Villanueva del Conde, destacando las actuaciones más adecuadas para la conservación y restauración de inmuebles que se basan en el mantenimiento de los rasgos arquitectónicos característicos y, a la par, conseguir viviendas habitables que respondan a las necesidades y comodidades actuales.
Las segunda y tercera, una de ellas la que yo expuse y la otra, detallada por Leopoldo Reguera, secretario de Carbajosa de la Sagrada, se dedicaron a tratar el papel de las administraciones en la tramitación de los expedientes, las líneas de ayudas existentes en la actualidad y la necesidad de basarse en la prevención.



Tras un breve pero interesante coloquio, que insistió en la necesidad de participación y formación de todos los agentes sociales implicados, Fco. Javier García, alcalde de Villanueva del Conde y diputado de cultura, recordó que en los primeros meses de 2017 se publicará un manual con todos los consejos, procedimientos y  ayudas que se han expuesto en las jornadas con el fin de que puedan ser conocidas por cualquier interesado.
La tarea de proteger, conservar y mantener los Conjuntos Históricos no es fácil y aún existe un largo camino de sensibilización y socialización del sentido y significado del Patrimonio Cultural como bien común. 
Iniciativas como la de celebración de estas I Jornadas en la Sierra de Francia son un punto de aliento para afrontar el futuro con un punto de realidad aderezado de esperanza.
Si se animan a venir a la Sierra de Francia no dejen de visitar sus Conjuntos Históricos. Les aseguro que será una experiencia inolvidable. Todos únicos, todos serranos.

¡Les deseo una buena semana!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada