martes, 2 de diciembre de 2014

El collar de Tissø y las residencias reales danesas de época vikinga




Collar de oro de Tissø


Unas cosas llevan a otras. Buscando sobre ofrendas de armas a las divinidades de las aguas acabé recalando en un yacimiento escandinavo situado sobre la orilla oeste del lago Tissø en la zona occidental de la isla de Zealand o Selandia, en Dinamarca. Enseguida me sentí fascinada por el proyecto de investigación, sus inicios y los significativos resultados de un moderno trabajo arqueológico. Las líneas que siguen dan cuenta de todo ello. Disfrútenlo tanto como yo.


Uno de los mas sobresalientes hallazgos del pasado vikingo en Dinamarca se produjo mientras se araba en un campo situado cerca del lago en el año 1977. Como tantas y tantas veces, el azar desenterraba un valioso elemento que ponía en marcha hacia 1990 trabajos arqueológicos desde el Museo Nacional de Dinamarca.
El collar hallado fue fabricado en el siglo XI en oro macizo y pesaba alrededor de 1,83 kg. Con esa cantidad de oro podían haberse comprado unas 500 cabezas de ganado, así que el objeto , sin duda, correspondería a una élite económica y social,
A partir de ese momento comenzaron las actuaciones arqueológicas a través de trabajos de prospección auxiliados, primero, con detectores de metales. Pronto comenzaron a reconocerse armas y joyas en las inmediaciones del lago, pero esto no era mas que el comienzo de un trabajo arqueológico de gran envergadura.

Joya escandinava en plata con la figura de Freyja hallada en Tissø. National Museum of Denmark



Joyas procedentes de la residencia real de Tissø. National Museum of Denmark


Las excavaciones arqueológicas realizadas en Tissø, entre 1995 y 2003, proporcionaron evidencias de que se hallaban ante uno de los mayores asentamientos vikingos del norte de Europa, con una extensión de unas 50 ha y a lo largo de un periodo de unos 500 años, entre 550 y 1050 d. C. Un asentamiento cuya riqueza, que viene manifestada por sus joyas y fundamentalmente por el enorme torques de oro, ha hecho pensar al investigador Jørgensen que se trataba de una residencia real con grandes y singulares edificios de carácter aristocrático. Además todo parece apuntar a que en el entorno de la casa del rey existirían edificios de carácter ritual.
La residencia del magnate fue una de las mas grandes de su época y ocupa un área de 500 m2, datándose su construcción hacia el 550 DC. En el centro de un largo recinto empalizado reposa un impresionante edificio de planta de salón, construido con pesados postes de madera. Al exterior se levantaban áreas de trabajo y un mercado que era visitado en ocasiones especiales por artesanos y comerciantes. Más de 12.000 objetos han sido encontrados en la residencia, incluidas varias joyas de plata y oro, joyas, armas y herramientas.


Fotografía de la excavación arqueológica del salón largo (Langhus) de Tissø. Se pueden observar las marcas dejadas por los postes de madera de la sólida construcción.

También se han encontrado monedas y pesos utilizados en el comercio, al igual que modelos, moldes y desechos de fundición procedentes de la producción metalística y joyera.

Además, se han hallado armas y joyas depositadas en el lago pertenecientes a un amplio periodo de tiempo, entre el 600 y el 1000 DC muestran que fueron usadas como ofrendas a las divinidades de las aguas.

Pieza tallada en hueso que corresponde con un tensor de cuerda de un instrumento musical. Fué hallada en la casa real de Tissø, testimonio de la existencia de músicos y acaso de narradores y trobadores.

No hay duda de que estas gentes pertenecieron a la élite aristocrática de su época, siendo quizás parte de la Dinastía Real. En Old Lejre (Zealand) y Järrestad (Scania) también se han excavado residencias de magnates que se asemejan en muchos aspectos a Tissø. 

Recreación de la Casa de planta de salón en el yacimiento arqueológico de Trelleborg

Una de las interpretaciones posibles es que en Tissø se encontrara una residencia real pero que la dinastía tuviera su residencia permanente en Old Lejre. El rey, por lo tanto, habría podido viajar por el país alojándose en sus diferentes residencias desde las que ejercería el control de su reino.
La combinación de residencia real, lugar de culto y mercado puede ser vista por ejemplo en el complejo palatino carolingio de Aachen/Aix-la-Chapelle. Cuando el emperador visitaba el palacio con toda su corte, el mercado se llenaba de actividad, repleto de comerciantes y artesanos. Pudo ser este el caso danés de Tisso?
Las Eddas y las sagas, se refieren a los sacrificios rituales vikingos con el término blót. Tres importantes Blóts se realizaban cada año con el fin de asegurar el éxito y la permanencia del equilibrio en el mundo. Para tal acto de celebración venía gente desde todos los rincones, para festejar, comer y beber juntos.
Los animales eran sacrificados y parte de su grasa y sangre era ofrecida a los dioses, recogida en cuencos y esparcida por las paredes de la casa de culto y sobre los participantes, mientras los huesos y calaveras de los animales sacrificados eran ofrecidos a los dioses.


Recreación infográfica del edificio ritual del recinto de la residencia real del lago Tissø

En 2011, los arqueólogos habían reconocido la estructura de un edificio de carácter religioso en la zona mas elevada del recinto de la residencia real, en el que se celebraron banquetes rituales y ofrendas de joyas e incluso seres humanos, a tenor del hallazgo de huesos procedentes de sacrificios, constituyendo la primera evidencia arqueológica de la realización de este tipo de ceremonias en época vikinga, una cuestión que hasta entonces solo era apuntada en las sagas.
Los investigadores, después de los hallazgos de Tissø, comenzaron a revisar algunos hallazgos antiguos en yacimientos, fundamentalmente en la fortificación danesa anular de Trelleborg (que dió lugar a la forma de llamar a estos castros anulares vikingos daneses),  excavada en los años 30. Ya en su día se advirtió de la presencia, junto a restos de animales, de otros humanos, por lo que pudiera interpretarse que algunos de los pozos excavados podrían haber sido destinados al sacrificio humano. Esta hipótesis fue desterrada durante décadas, hasta los hallazgos arqueológicos actuales de la residencia real.


Fortaleza anular vikinga,  Trelleborg


En estos pozos se encontraron los restos óseos de cinco personas, de los que cuatro  eran niños pequeños, de entre 4  y 7 años de edad.
Las creencias vikingas, según explica Jørgensen, en los dioses nórdicos, hacía que se ofrecieran joyas, armas, herramientas y animales, al objeto de obtener los favores sagrados, quedando para ocasiones muy especiales y excepcionales, desde luego, los sacrificios humanos, más aún si se trataba de niños.

Además de  ritos y  ceremonias también se llevaban a cabo otras actividades en la residencia real de Tisso. En el lugar se encuentran evidencias de la realización de trabajos de forja, metalurgia del bronce y orfebrería , así como de producción del vídrio, cuentas de collar, peines y tejidos. 
Algunas de las mercancías se hicieron para el rey y su familia , mientras que otras se ofrecían como regalos a los amigos y aliados o para la venta. 


Excavación de una casa pozo en Tisso, destinada a albergar talleres, fundamentalmente textiles


Fusayolas y pesas de telar halladas en las casa-pozo de Tisso

Estos artesanos y mercaderes se cobijaban en viviendas de pequeño tamaño, en las conocidas como casa- pozo, en una tienda de campaña o simplemente un cobertizo o al raso. 
En ocasiones muy especiales se celebraban mercados, lo que suponía la llegada de nuevos artesanos y mercancías como exquisitas joyas y armas finas para la aristocracia , y simple fíbulas de bronce , cuchillos y martillos de Thor de hierro para la gente común.


Joyas de bronce en Tisso, fabricadas entre los siglos VI y VIII d C.



Herramientas comunes de Tisso



Joyas en bronce y plomo


La decadencia de la ocupación del lugar coincide con la de los vikingos, que tras su conversión al Cristianismo, modificaron sustancialmente en sus costumbres.

Feliz Semana!






Para saber mis fuentes:

1 comentario: