martes, 3 de mayo de 2016

Mayo de levas y flores







Ya está aquí mayo, el mes que en la antigüedad se dedicaba a la diosa Maya, esposa de Vulcano y madre del enviado de los dioses, Hermes.
La adopción del cristianismo superpuso la dedicación a María, madre de Jesús, a quien se ofrecían tradicionalmente flores. ¡Imposible no recordar los cantos de mayo florido!
La bonanza del tiempo del mes de mayo pudo ser el origen del traslado del reclutamiento de soldados del mes de marzo al de mayo, que parece que fue realizada por Pipino El Breve. Tal vez sea  esta la explicación de la representación del mes de mayo, en el Panteón Real de San Isidoro de león, con un caballero que enjaeza su caballo y va provisto de un escudo lanceolado, preparándose para las campañas guerreras, si fuere preciso. 


En el calendario medieval de Izagaondoa, en Navarra, se recoge esta misma tradición con la salvedad de que se trata de un noble que practica la cetrería, pues lo a compaña su halcón. 


Maya de Colmenar Viejo, Madrid
http://proof.nationalgeographic.com/2016/02/23/an-ancient-rite-of-spring-showcases-local-color/

Costumbres tradicionales europeas del mes de mayo son las fiestas de las mayas, personajes femeninos, casi siempre niñas o jovenes, ataviadas con coronas y adornos florales, que se sientan en altares improvisados, cantan y danzan por las calles pidiendo propinas; los mozos o mayos las rondan participando de estas celebraciones. 
Las primeras menciones a las mayas en la literatura datan de la Edad Media y sus festejos, con ligeras variaciones, se celebran aún en tiempos modernos en bastantes localidades repartidas por gran parte de España.


Quintos de Calatorao (en blanco y negro) transportando el mayo el 30 de abril de 1963 (Archivo fotográfico de la asociación cultural “Barbacana”)


Pingar o poner el mayo es otra de estas celebraciones primaverales que se hacen coincidir con los inicios del mes.

"Mayo es...un árbol adornado de cintas, frutas y otras cosas que se pone en un lugar público de alguna ciudad o villa, donde  durante el mes de mayo acuden las mozas y mozos a holgarse y divertirse con baile y otros festejos"

La celebración de las fiestas mayales es común en muchos países de Europa donde existen variantes similares de la misma festividad.
En la península Ibérica se celebran en casi todas las regiones y suelen celebrarse la noche del 30 de abril al 1 de mayo en numerosos pueblos de la península Ibérica. 
El mayo -a veces la maya- es un tronco o palo alto (árbol de mayo) que se alza o se alzaba en algunas regiones de Europa, en la plaza o lugar público durante el mes de mayo y donde concurrían los mozos y mozas a divertirse con bailes y festejos. Los jóvenes competían por trepar por el árbol hasta llegar a la parte superior donde debían coger una bandera, mientras las muchachas les animaban desde abajo bailando y cantando en torno al árbol.


Pingada del mayo en Vinuesa, Soria


El mayo es una costumbre bien conocida por las fuentes desde la baja Edad Media, participando de unas connotaciones paganas que derivan del ciclo vital de la naturaleza y que entronca con la adoración ancestral del árbol como ser animado y representación simbólica de la fecundidad y la vegetación.

Pingar o poner el mayo se hacía en el centro de los lugares poblados.
Según las Ordenanzas de la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar, hoy en la provincia de Segovia, de 1499 es una costumbre festiva  de carácter público en la que participaba toda la población en torno a un álamo, tanto en la villa como en las colaciones y concejos,  desde el primer día de mayo
El espíritu del árbol está presente de este modo y se ha conservado en otras tantas tradiciones populares muy cercanas. 
La corta de ramas, la enramada de los quintos que adorna los espacios comunes y las peñas de mi niñez, el olor fresco que rememoro, a decir de James George Frazer no es sino el intento de atraer las bendiciones del espíritu del árbol.
El mismo árbol que conmemora la fiesta de la cruz, en la que los niños hacían cruces de madera llenas de flores y cantaban.


Enramada de mayo en Pedrajas de San Esteban, Valladolid, adornando la entrada a la iglesia para el día del Corpus Cristhi.



Fiesta de la Cruz de Mayo en Valladolid

Ha venido mayo, Feliz semana!


Beban vuestras bocas
de la alegre fuente,
coronad las frentes
de piedras preciosas.
Y cortad las rosas
del jardín prohibido,
pues es permitido
que hoy gocemos de ellas.

Que mayo os adorna con sus flores bellas,

Escuchad el son
de la flauta suave,
de los gavilanes
no tengáis temor.
Y al dios del Amor
festejad palomas,
danzando a la sombra
de auroras y estrellas.

Que ha venido mayo con sus flores bellas,

No perdáis los días
en duda y tormento,
cuando vuestro cuerpo
pide compañía.
Que el amor y el tiempo
mala tregua tratan,
y Horas desbaratan
lo que Amor intenta.

Como siempre el verde ha vuelto por mayo,
todas las locuras van a festejarlo.

Se aman las alondras
en lo alto del cielo,
ante el desconsuelo
de las amapolas.
Y en la verde hierba
los caballos corren,
siguiendo las voces
de la Primavera.

Todo lo creado proclama en la tierra
que ha venido mayo con sus flores bellas.

Mayo, del álbum "La última dama", 1981
María Salgado




5 comentarios:

  1. ... CANTOS DE MAYO FLORIDO !!!
    ¡Qué blog tan precioso! De una belleza en rizoma, como una especie de modesta hiedra adornando tan extraordinaria erudición ...

    ResponderEliminar