lunes, 27 de enero de 2014

Un santo en un columpio. Próculo en Naturno




La primera vez que vi esta imagen la bauticé como Santo en el columpio. Ni que decir tiene que no sabía nada del personaje, ni de la acción, ni de su procedencia. La vi, la copié, la guardé y la pinté en diferentes ocasiones sin que me supusiera ningún problema su identificación. Hasta que un día quise saber mas y llegué hasta Naturno, en Lombardía, un lugar maravilloso del norte alpino italiano.








Parece que el templo de San Próculo, que así se llama el personaje de la imagen, fue construido en el siglo VII bajo la advocación del santo mártir. De aquella primera iglesia, no quedan sino los cimientos reconocidos en el transcurso de las intervenciones arqueológicas realizadas. Parece que aquel templo primigenio sucumbió al fuego y en su lugar se levantó este, cuya construcción se supone precarolingia, como ya hemos apuntado.
La belleza e interés de los frescos hallados es este templo ha proyectado su importancia y conocimiento. La supuesta antigüedad de la iglesia hizo suponer a su vez  que los frescos originales se consideraran muy tempranos, concretamente del siglo VIII. 




Conocemos la cuestión de la extensión del culto a los santos y sus reliquias corporales  durante el poder carolingio en el norte del Italia. Así ocurrió, entre otros muchos, con San Próculo, existiendo  varias iglesias bajo su advocación en el territorio veronés. A decir de la leyenda, parece que fue un obispo del siglo IV que tuvo que huir de la ciudad por un enfrentamiento con un teniente, saltando los muros. Pero ¿quien es San Próculo realmente?
Encontramos noticias de un Proculus que fue el cuarto obispo de Verona, Italia. Sufrió la persecución a los cristianos del emperador Diocleciano (284-305) y por ello fué capturado y torturado aunque sobrevivió gracias a que consiguió huir de la ciudad según se cuenta, saltando los muros de la ciudad. Murió años mas tarde en Verona, a donde pudo regresar, habiendo sido enterradas su reliquias en Naturno.

En su memoria se pintaron las paredes de la iglesia con extraordinarios frescos referidos precisamente a este acontecimiento, aunque no faltan otras escenas maravillosas con vacas de colores, ángeles, cortejos, y decoraciones de bandas geométricas. 

De la observación atenta de estas pinturas de datación supuestamente precarolingia pudiera deducirse, junto con la cuestión abordada del papel carolingio en esta zona del sur del Tirol,y esta si que es una opinión estrictamente personal, un estilo carolingio con algunos modos de la pintura románica, fundamentalmente patentes en la propia figura del santo balanceándose para saltar las murallas de Verona.


Además de estas pinturas antiguas se conservaron superpuestos a aquellos primeros, otros frescos de estilo gótico, datados en el siglo XIV que se retiraron , al menos parcialmente, y se exhiben en el Museo de San Próculo.












¡Feliz semana!





http://www.medievalists.net/2014/01/22/under-the-aegis-of-the-saints-hagiography-and-power-in-early-carolingian-northern-italy/

No hay comentarios:

Publicar un comentario